29 de agosto de 2014

HOMENAJE A DESI, ROBERTO CAIRO, EL GRAN AMIGO DE CUÉNTAME CÓMO PASÓ


Siempre estaba ahí con los Alcántara y sobre todo leal a su Antoñito del alma. Nos hemos quedado helados por el  fallecimiento de Roberto Cairo, mucha pena, grandes momentos, su personaje era como de la familia, entrañable, dicharachero, ingenioso, un inquieto visionario. Esta última temporada nos dejó un gran grito de guerra “El amigo Desiderio Quijo, abajo las penas, arriba el regocijo”. Qué menos que desde aquí dedicarle unas palabras, un recuerdo de su paso por Cuéntame Cómo Pasó. Han sido en total 15 temporadas, 13 años con nosotros, un personaje de los siempre, un tipo inolvidable, un gran compañero, un maravilloso actor. Se va parte del alma de Cuéntame, de su esencia…  Parece imposible, pero por la serie también pasa la vida, te vamos a echar mucho de menos Canijo.



Roberto llevaba más de 20 años de televisión, teatro y cine. Famoso era el Gutiérrez de los “Ladrones van a la oficina”, pero sobre todo ha sido con Desi con el que el público más ha empatizado. Los mensajes de cariño dándole las gracias por estos años han sido preciosos, abrumadores. Y es que el público tiene motivos para quererle, nos ha hecho reír y protagonizar impagables momentos de nuestra serie. 


EL AMIGO
Cuando hablas de Desi, puede uno exclamar tranquilamente la palabra AMIGO y todo lo que esta puede abarcar.  Nos ha hecho un gran retrato de lo que significa la verdadera amistad y la lealtad.  Me gusta recordar a Imanol Arias decir que trabajar con Roberto era una alegría constante, una fiesta, un disfrute. Ahora lamenta enormemente su ausencia. “Gracias por querernos tanto, espéranos allá arriba, sin prisa iremos a verte”. Se nos queda muy solo Antonio.



Y es que cuanto habrán vivido juntos. Un gran protagonista siempre necesita un hombro donde apoyarse. Antonio era muy afortunado con su mangarrián, siempre decía que Desi era más que un hermano para él, motivos tenía.  En una ocasión ambos se quedan atrapados en la nieve, pensando que no se iban a volver a ver. Los dos, exaltados, se dijeron te quiero y que eran muy importantes el uno para el otro, no sabían que luego unos Reyes “magos” les llevarían sanos y salvos a casa. Era su tontolaba favorito, daban largos paseos y compartían dudas de cómo todo cambiaba a su alrededor. Desi era menos machista que Antonio y le hacía entender que en Merche tenía una joya y que el futuro iba a ser de las mujeres. 

Como todos los buenos amigos también tuvieron sus roces que supieron solventar. Una vez dejaron de hablarse largo tiempo por un malentendido al Antonio no poder conseguirle un trabajo en el ministerio a Clara.  “Su excelencia” llamaba Desi a un Antonio con los humos muy subidos por su  nueva posición, aunque bien es verdad que hizo lo que pudo.  Lo solucionaron con sinceridad y eso siempre les ha  hecho ser más verdaderos.

Preciosa fue aquella ocasión en la que Antonio envidioso por su Dodge Dar le pidió perdón y le lavó el coche. Esta es una de mis escenas favoritas, (ESCENA) en la que uno se traga sus palabras y orgullo por el otro y se reconocen los errores. Desi le confiesa que siente envidia de la familia que tiene y que se sentía muy solo. Ambos se apoyaban hasta cuando metían la pata hasta el fondo, siempre decía “Después de Clara y el niño, Merche y tú sois todo lo que tengo”. También es de recordar aquella vez que Antonio le felicita por su cumpleaños en Sagrillas, el Parriba contemplaba con cariño a su amigo a su lado.


Más de una aventura vivieron. Juntos montaron una pequeña imprenta haciéndole la competencia a don Pablo y luego Antonio se lo llevó con él en Meyni para vender los diseños de Merche y le dolió en el alma tener que despedirle por no poder pagarle.  Este lo comprendía y siempre le sonsacaba la mejor sonrisa. 



Desi siempre animaba con su humor socarrón a Antonio a vivir nuevas experiencias o ver nuevo cine. Le insistió hasta decir basta para que fueran a Perpiñán a ver películas no toleradas con sus mujeres. El destino travieso les hizo acabar en un camping nudista del que formaron parte mientras pagaban.  Escena Todo un dúo, disfrutaban con su gamberreo. En  Canarias Desi  iba enfundado con los prismáticos a ver si pillaba algún topless, hasta que encontró nada menos que a Merche y Clara practicándolo.  También más de una buena trompa de llorar se pilló en alguna noche de teatro con la parroquia  y de  Rodríguez con Antonio, Miguel y Ramón.


Al Nalón le va a faltar un protagonista indiscutible porque Desi también era amigo de todos allí.  Cuantas risas habremos pasado con él en el bar con sus comentarios ingeniosos y sus piques con Tinín por sus berberechos, con Cervan por ser un tacaño, con las ocurrencias madridistas de Ramón, los juegos de cartas, los partidos de futbol, las croquetas de Paca, las rondas de cerveza... Recuerdo una imagen de todos en  comisaria  sospechosos de ser los asesinos de la tinaja en la segunda temporada.  Geniales. Imanol en los rodajes bromeaba llamando a Juan Echanove, Manolo Cal y Roberto, los Soprano de San Genaro.

“Me cago en san pito pato”, decía en los atascos. Este era  uno de los múltiples chascarrillos del personaje. Ingenioso y castizo al hablar, lo era un rato, siempre venía con expresiones nuevas, rápidas y divertidas.  Sus bromas, su humor, sus ganas de ayudar… daban un respiro cuando las cosas se ponían turbias en casa de los Alcántara.

DESI EL VISIONARIO
Desi nunca dudaba de ofrecer a sus amigos sus últimas adquisiciones o inventos. Al principio tenía un primo que le dejaba unos coches fantásticos que no dudaba en compartir con Antonio para que este disfrutara con Merche o pasara un día de campo con los niños.  Mítica era su caravana que se la llevaba a Sagrillas o al ya citado Perpiñán. Todo un manitas, fue quien instaló la lavadora en casa de los Alcántara, y más de una vez les arregló la antena de la televisión para que Herminia no sufriera. 


emprendedor, dejó de ser callista para arreglar televisores y después traer a San Genaro los últimos modelos de electrodomésticos, televisores, discos e incluso se atrevió e instaló los porteros automáticos de todo el barrio. Era asiduo a leer revistas de “grandes inventos” y alguna vez dejó caer que algún día todos tendríamos un teléfono portable. Loco, le llamaban….  Qué pena dio cuando se les quemó la tienda... Sin embargo, supo mirar al frente y montar un videoclub para llenarnos la vida de novedades y de VHS.
Era un visionario y un


DESI Y CLARA
No todo en Desi la verdad era para aplaudir, vamos a ser sinceros aunque le queramos mucho. Este año nos tenía un poco enfadados por su afición a ir al Club Siglo XXI y ocultárselo a Clara. A veces daba la sensación que este no se la merecía dada su gran afición por las mujeres  o “gachises”, como decía él, lo peor es que él lo sabía.  Pobre Clara, cómo le dolió el engaño y el capricho con su prima Loli, (escena). Le acabó perdonando a ritmo de Dúo Dinámico. Juntos hacen una pareja genuina, divertida, muy cariñosa que se ganó estos años el favor del público, fue un acierto juntar a Silvia Espigado con Roberto. 

Desi  no tuvo suerte en el amor, una vez se enamoró de Conchi, una  prostituta del Edén, pero esta le dejó por evitar habladurías.  La verdad que nunca le ha importado el qué dirán y por ello se enamoró de Clara y quiso a Josete como a un hijo.  A partir de ese momento hicieron equipo.  “Los Desiderios” . Memorable fue el día de su boda en la que, cómo no, Antonio fue el padrino que además le quitó sus miedos a ponerse el anillo.




HASTA SIEMPRE
Hay que decir hasta siempre y dar infinitas gracias a Roberto Cairo, así, de corazón, cómo hace Desi en el brindis de su boda. Gracias por tantos años y momentos en Cuéntame, por ser uno de los de siempre, por hacernos reír y por regalarnos un personaje de estos que apuntan directos al alma. Llora San Genaro por la pérdida de un gran actor y compañero, el compadre que  nos gustaría tener  a nuestro lado. Qué afortunados somos de haberle disfrutado, Desi era, en definitiva, el gran amigo de Antonio y también el de todos.



ESCENAS:


















4 comentarios:

  1. gonzalo jorge requejojulio 14, 2015

    DEP

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias a TVE por rendir un homenaje a este gran actor y amigo. También darle las gracias a Roberto Cairo que este donde este nos hizo reír con sus chascarrillos en la serie y darle el pésame a la familia de Roberto porque ya hace un año que se fue. Muchas gracias por estas 15 temporada amigo o como le decían sus compañero de trabajo "canijo". D.E.P Desi y que estés donde estés te sientas orgullosos de tus compañeros de rodaje de la serie y que seguro que veras desde el cielo. Muchas gracias Desi

    ResponderEliminar
  3. He llorado hasta hartarme de la muerte de Desi (Roberto Cairo), efectivamente cuando te metes tanto, tanto en la serie......acabas cogiendo cariño a sus personajes. En mi caso, encima me identifico con la edad del pequeño "Carlitos" con lo que me resulta muy fácil situarme e identificarme en esa época en la que fuí muy feliz y con lo poquito que se tenía.
    Desi era una de las almas de la serie. He visto capítulos sueltos y en este año empecé a verlos todos desde el principio, desde el capítulo 1 y voy por el 93. No sé si llegaré hasta el final, aunque como decía, he visto muchos capítulos incluído el último que se grabó y emitió, pero como las primeras temporadas, ninguna. El "Barrio de San Genero"; como eran las tiendas en aquellas épocas; las Navidades con sus rifis-rafes como en todas las familias, pero en el fondo con mucha alegría y tristeza a la par. Esas canciones navideñas que aún las recuerdo; el vecindario......me identifico muchísimo, ojalá que pudiera ver una grabación de la serie en directo y el no vas.....salir en ella ¡¡ufffff qué ilusión!!.
    Desi te has metido en mi corazón, he llorado, reído, sufrido con "los cuernos que le pusiste a Clara con su prima", te echaré muchísimo de menos que no puedas volver a aparecer en la serie. Hay personajes que no se pueden olvidar.
    Cervan (Tony Leblanc).......también y mucho, a Alicia Hermida, al padre Eugenio, a Inés la actriz del principio (no hay nada peor que acostumbrarte a una cara y que la cambien por otra, mejor inventarse otro final, a no ser que se "vaya para siempre").
    Unos personajes porque quienes los interpretan se van, pero para siempre y ahí no hay tu tía (como suele decirse), tros porque se los cargan sus guionistas y muchas veces.....¡¡uffff!! metéis la pata. En mi caso, dejé de ver la serie y la ví a saltos de mata porque desaparecían personajes y no porque se hubieran ido para siempre, ejemplo, el caso de Irene Visedo o Tony Leblanc antes de que falleciera.

    En fin, que......un abrazo muy fuerte para todos los que se han ido y que siga la serie antes de que se sigan yendo otros actores.

    Y no quería olvidar a los actorazos como: Imanol Arias, Ana Duato, Maria Galiana (sin palabras a la actuación de esta increíble actriz), Pablo Rivero, Ricardo Gómez, Irene Visedo, Ana Arias, Juan Echanove, Santiago Crespo, Lluvia Rojo, Silvia Espigado, Roberto Cairo (Desi, Desi), Enrique San Francisco (genial, simplemente genial), Emma Suárez, Rosario Pardo (menuda pedazo de actriz), Manolo Cal, Terele Pávez, Aida Folch.....a todos vosotros y al resto, millones de gracias por hacer que nos metamos en los personajes de aquella época que yo viví tan feliz.

    ResponderEliminar