31 de enero de 2013

VALENTINA, MI VALENTINA. EL GRAN TRABAJO DE ALICIA HERMIDA




Si en Cuéntame Cómo Pasó había un personaje que transmitía  positivismo, esperanza  y ganas de vivir, ese era Valentina. El personaje más pizpireta, más soñador y quizás más locuelo.  Valentina nos decía que la edad no importa para soñar, para disfrutar, para vivir… .  Intentaba contagiar a Herminia  su energía, sus aventuras. La gracia estaba en lo diferentes y lo amigas que eran.  



Quién más ha lamentado su pérdida ha sido nuestra PiliValentina, mi Valentina” decía entre lágrimas. Normal, las dos formaban un dúo maravilloso en la peluquería, era muy bonito ver su amistad, su riñas... era como su nieta, su reflejo.  Siempre  disfrutaba viendo los líos de amores de esta y envidiaba las  oportunidades que tenía la juventud y que ella no pudo disfrutar ya que los tiempos, y alguien más, mandaban. Era  una romántica empedernida , su nombre  de cuento también lo reflejaba.  Le encantaba el “my Darling” de Inés  porque le parecía excitante a más no poder una aventura de ese calibre. Ya tuvo la suya  con el Matamulas, al que veía como un auténtico y varonil “gentleman”.   


Valentina quería formar parte del cambio, de la libertad. A pesar de estar jubilada, quería estar activa trabajando en la peluquería. También  apostaba por la mujer y sus derechos, se nos iba a las charlas de anticoncepción del barrio. “Ay si yo hubiese podido en mis tiempos…el mamarracho de mi hijo, ni nace”, decía sarcástica.Sus motivos también tenía, el gran drama de Valentina era el haber sido abandonada en el asilo por su familia y una nuera detestable.  Sentíamos muchas veces esta soledad que aplacaba con su genio, su gente del barrio y su positivismo.


Escena "Qué luna la de aquel día" (vídeo)

 Una de las escenas que con más cariño recuerdo del personaje fue en la primera temporada, en el capítulo en el que el hombre llegaba a la Luna (Qué luna la de aquel día). Había conocido en los bailes que organizaban en la parroquia a un abuelillo que parecía que se había enamorado de ella. Pobrecita, mientras le esperaba aquella noche, el hombre falleció y tuvo que ser Eugenio quien le diera la mala noticia. Juntos, abrazados y profundamente tristes vieron a Amstrong dar aquel primer paso para la humanidad. Preciosa.



Últimamente ya la veíamos menos, era invitada ocasional y siempre que venía era para darnos alguna noticia. A veces le ponían las tramas más excéntricas como aquella del hotel que dejó de  deber. Decidió irse a vivir fuera de San Genaro, conocer mundo en ese ansia de vivir que tenía.  Al Matamulas le dejó harta de su gamberreo, pero no le faltaron amores, incluido el Alfredo de Herminia. Y para sorpresa, esos millones que finalmente supimos que los consiguió del boleto de un ciego que le enfadó en un paso de peatones. 

Así también era Valentina, una mujer de carácter. A Merche le trajo de cabeza con las tricotosas y los aumentos de sueldo. Una vez se nos encerró en Meyni y casi causa un disgusto con una pistola. Era la Valentina más trágica, la del orujo. Sin embargo, luego se hacía querer,  ella siempre buscaba a su gente de San Genaro.  Herminia la perdonaba y la quería mucho, a veces tener un personaje disparatado a tu alrededor te da alegría, sobre todo porque este en cuestión era entrañable.



ALICIA HERMIDA, UNA MAESTRA PARA CUÉNTAME
¿Y quién ha llevado de la mano este personaje?, pues alguien muy muy muy importante para Cuéntame Cómo Pasó. La grandísima Alicia Hermida, una mujer de oro. Una gran dama del teatro. Desde los 8 años fue de oyente a la Escuela de Arte Dramático.  Lo tenía muy claro, ser actriz era lo suyo. "El Alcalde de Zalamea", "El sí de las niñas" entre muchas otras obras. En la serie alguna vez le han hecho un guiño y han puesto a alguna imagen suya por la televisión.  En 1981 se puso de gira con “La Barraca”, grupo teatral fundado por García Lorca, y recorrió España  sobre las tablas como lo hizo el poeta. El teatro en su más pura esencia. Ahora lleva su propia escuela de Arte Dramático con su nombre.

En Cuéntame ha sido fundamental durante muchos años, ha sido la trainer de los actores. Ya lo fue para Ana Duato en "El perro del Hortelano” de Pilar Miró. Ambas se profesan una gran amistad, compartían hasta el camerino.  Ricardo Gómez describío en Punto de Encuentro Complutense,  lo esencial que era esta labor de Alicia.

“A mí­, desde pequeño, me ayudaba a no distraerme entre toma y toma, me machacaba con la dicción y me daba mil consejos y pautas que no os hacéis una idea de lo agradecido que le estoy


Ella siempre destacaba el trabajo duro que han realizado siempre los más pequeños. Cuidar al actor es fundamental y sobre todo cuidar lo que se puede decir y no decir en escena. Alicia  discutía y corregía los textos,  enriquecía el guión, cuidaba la pronunciación, los detalles para que nada sonase fuera de contexto y animaba a los actores para que pudieran dar más de sí mismos y sentirse cómodos en una serie de época.

Con lo cual no sólo por Valentina, sino la propia Alicia ha sido clave para la serie y por ello hay que darle las gracias, por ser tan buena maestra, esta labor no se debe perder. “Todo lo que no sea esencial en un actor, hay que tratar de suprimírselo”. “Espero que les sirva como actores y también para crecer” dice en este video. Que no le quepa duda.

Alicia Hermida con el inolvidable Luís Cuenca

Para Alicia,  Cuéntame ha ayudado a recuperar la memoria de la gente, ya que la habíamos perdido en cierta manera. Sin duda, qué bonito y qué honor que haya formado parte de este sueño, de la familia Alcántara. Desde aquí todo el cariño, un placer dedicarle estas palabras. ¡Qué menos!



9 comentarios:

  1. Que pasó? Cambiaron los guionistas?? Lamentable el capitulo de hoy, espero que no se carguen la serie...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de las mejores series del mundo como es Cuéntame siempre debe ser cuidada y mimada teniendo presente siempre a estos impresionantes y geniales actores.
      La cercanía al espectador de personajes importantísimos como Cervan, Herminia y Valentina ha sido y espero que sea vital para esta serie.

      Mi escena favorita de ALICIA HERMIDA es en la que doña Valentina acude una manifestación de extrema derecha (sin conocer el peligro, sólo por acompañar enamoradísima al "Matamulas", -hombre de armas tomar, cagüendiola-) y terminan engullidos en un tumulto de gente peligrosa, violenta e irrespetuosa con los mayores, como siempre ha sido la ultraderecha en este pais.

      Me encantan todas y cada una de las escenas en las que ella aparece en la serie ¡QUÉ GRANDE, ALICIA HERMIDA!

      Eliminar
  2. Puf, los pelos de punta al ver ese vídeo, y al ver al gran Tony Leblanc. Enhorabuena por este post!! :)

    ResponderEliminar
  3. Para mí hay una escena que define muy bien la esencia de Valentina: tuvo lugar tras la muerte de Alfredo y la cena que realizaron todas sus "novias" juntas; Herminia y Valentina se estaban despidiendo antes de que la segunda se fuera a continuar la juerga. En ese momento, Valentina invitó a su amiga a unirse a ella, pero Herminia le contestó "No, vaya usted y disfrute que puede" a lo que Valentina respondió "Que puedo no: que sé, Herminia, que sé"... pues eso :) un gran y entrañable personaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente cierto, gracias por el aporte!!

      Eliminar
  4. Puf, me encanta esta serie, la sigo todo lo que puedo, la siento casi como parte de mi familia, río, lloro, disfruto con cada uno de ellos, y me encanta cuando imagino lo que sucederá con algún personaje y luego sucede tal cual, como que Tony sería papá luego de ese encuentro fugaz con Juana estando ya separados, jajaja. En cuanto a Valentina sin dudas un personaje ENTRAÑABLE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, a mi y a Cuéntame sí que nos encanta que rías, llores , disfrutes con cada uno de los personajes. Un abrazo

      Eliminar
  5. aunque tarde no entiendo los cambios, ni que eliminasen como personaje a esta maravillosa actriz que daba toques de humor que no tiene la serie, todo tan tremendista, tan ochentero decandente, yo he vivido en los 80 y no habia tanto padecimiento viviamos mejor porque con menos se vivia con mas solidaridad, cosa que no se refleja en la serie en ninguna temporada, me encanta cuentame pero esos personajes que hacian de la serie algo distinto van siendo eliminados y dejamos siempre a los protagonistas con sus caras sombrias como si en vez de una vida vivieran una batalla cada dia. Una pena que por cambios de productores, o de lo que sea la serie se vea sumida en la pena y nunca en las alegrias, que las habia señores las había...no eliminen a personajes que hacian de Cuentame algo creible ¡caray!

    ResponderEliminar